Torneo TRU de Canto 2011

La segunda semifinal aguardaba a un enfrentamiento vocal más parejo en cuanto al apoyo del público, más leve  en declaraciones y, sin embargo, mucho más rico en diversidad.




La única representante femenina que había alcanzado esta instancia tenía que medirse con el único de los personajes de este torneo que no es un habitual oyente y que lleva apenas unas cuantas emisiones como integrante de esta comunidad enloquecida.


Así fue que a la dificultad de ser casi un desconocido este muchacho Alejandro el cuñado se jugó por cantar acompañado de su guitarra sin pista un himno llamado Yo caníbal. La apuesta le salió muy bien.


Por su parte, Michelle Rose insistió con hacer un clásico en voz de una tipa. Fue con Sólo quiero rock and roll, una invalorable pieza musical de tres décadas atrás. Mantuvo el nivel interpretativo que le permitió llegar hasta aquí.



La votación del público debía designar al finalista que competirá contra GerJovi y quien iba a sentarse a la mesa de Ezequiel para comerse el tercer lugar. Parejos y con números más acordes a la realidad, los números dieron ganador a Alejandro, la gran sorpresa del campeonato. Michelle, que también superó los pronósticos, deberá buscar el bronce, que en este evento no es más que una palabra.