T.B.A. (Todos Bien Apretados)

Días de muchas demoras, cancelación de servicios, falta de respuestas y malos tratos sufrieron los usuarios del ex ferrocarril Sarmiento, gerenciado por la empresa TBA, hasta que el lunes pasado se genero el caos.

Pasadas las 8:30 de la mañana arriba un tren a la estación de Haedo proveniente de Moreno que
llevaba casi media hora de retraso, durante 20 minutos estuvo demorado en la estación y no se brindó ningún tipo de información a los pasajeros.

El personal de TBA no estaba en la estación, las boleterías estaban cerradas y no hubo ningún tipo de aviso o respuesta, tampoco había referentes de las fuerzas de seguridad.

Luego de un rato, el motorman de la formación decide abrir las puertas, cortar la electricidad y
luego de una pelea con algunos usuarios del primer vagón se retira del tren. Indignados por la situación comienzan a prender fuego, durante varios minutos comienza a salir humo y los propios pasajeros van indicando unos a otros que se bajen.

A las 8:50 el primer vagón se prende fuego y las llamas rápidamente se
propagan, pero lo llamativo es que recién a las 9:25 llegaron los primeros policías a “custodiar” la zona.

Las cuadras de cola a lo largo de la avenida Rivadavia eran interminables, la gente
no sabía por donde circular y todos intentaban tomar un colectivo para llegar a capital. A las 9:30 los bomberos ya habían controlado el fuego, unos diez agentes de la fuerza policial estaban sobre las vías, pero el caos de transito seguía y la gente no podía viajar.

Según testimonios desde las 6 de la mañana los trenes andaban mal, los referentes de la empresa no estaban en las diferentes estaciones, la policía y los bomberos tardaron en llegar, en este caso ¿se puede hablar de sabotaje?, ¿de actos vandálicos?, ¿quienes son los que generan caos y descontrol?.

Con similitudes los hechos se repiten en Ramos Mejía, Ciudadela y Liniers, se generaron 5 incendios y un total de 14 vagones terminan quemados. La gente simplemente trata de viajar para cumplir con sus obligaciones, TBA no respeta a los usuarios ni cumple con los servicios. ¿No es lógico que la gente se canse?

Seguramente la violencia y los ataques no son los modos de conseguir mejoras, pero evidentemente como sociedad debemos replantearnos si estas empresas que reciben subsidios por parte del estado tienen derecho a tratarnos así.

Lic. Luján Gassmann