La política

En la actualidad consumimos política del mismo modo que un producto de supermercado. La publicidad o propaganda nos presenta a los políticos semejantes a como se exhiben los productos en una góndola.

Para el mismo producto tenemos distintas marcas y precios. De igual manera vemos que los políticos, dentro de un mismo partido, presentan varios candidatos donde los individuos optan por el cual se sientan representados acorde a sus ideales y necesidades con el voto.

El voto es el único momento en que el pueblo tiene el poder de elegir por sobre el rico. Como ya hemos mencionado, el rico en el mundo representa un 1% y el 99% restante podríamos decir que es pobre. Este es el momento en que el rico teme ser juzgado por sus decisiones que solo beneficiaron al 1% y necesita de los medios de comunicación para inducir al 99% restante a votar por los políticos que favorecen el capitalismo.

La publicidad en una campaña política, tienen el mismo fin que una publicidad para un producto de supermercado; que elijamos a ese político por sobre los demás. La publicidad debe lograr inducir al pobre a consumir al político, debe hacernos creer que necesitamos a ese político para estar mejor.

A la hora de elegir un candidato habrá que pensar en el que más nos represente, trabaje y cumpla con sus promesas y no por aquel que este de oferta.

Lic. Luján Gassmann