Ni un día más

Un verdadero desafío para el siglo XXI es terminar de erradicar la violencia de género, termino utilizado como sinónimo de violencia contra la mujer. Aunque parezca algo lejano y de otra época es una realidad latente y por eso el 25 de noviembre se celebro el día internacional de lucha contra la violencia de género.

Es la primera causa de muerte de la mujer en el mundo, en muchos casos, desde niños, va creciendo el mito de la superioridad del varón frente a la mujer, lo cual se incorpora a sus creencias de que unos seres son superiores a otros sólo por su sexo. En algunas culturas es más evidente que en otras esta situación.

El primer paso para afrontar el reto de la erradicación de la violencia de género es aprender a detectarla, suele manifestarse en primer lugar cómo agresión verbal en sus formas más encubiertas. Es muy importante conocer sus mecanismos, porque las secuelas psicológicas del mal trato psíquico es igual e incluso más grave que la de los malos tratos físicos.

Con frecuencia se suele poner el centro de gravedad de los malos tratos en la víctima, buscando las razones por las que merece o se deja maltratar y justifica al agresor diciendo que es un enfermo o un borracho.

Por lo tanto, el papel que juegan los profesionales de salud, psicología, asistencia social y otras especialidades involucradas en el tema es muy importante, sobre todo, para la detección, atención, derivación y denuncia de la víctima.

Informarse es el primer paso, pedir ayuda y salir de esta situación son los siguientes, si sos víctima o conoces alguien que lo sea comunicate con la Dir. General de Políticas de Género: www.mseg.gba.gov.ar

Lic. Luján Gassmann para trasnocheru.com.ar